Presentación

¡Bienvenido!

En este blog iré presentando distintos temas, tanto históricos como más actuales, relacionados con este olvidado rincón del Noroeste.

Ahora mismo, el objeto principal de mi interés es el estudio de los antiguos lugares sagrados y sus pervivencias en nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Este blog es la continuación del estudio etnoarqueoastronómico con marco geográfico en el valle alto de los ríos Duerna y Turienzo en la comarca leonesa de Maragatería cuyos resultados publiqué en el libro Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte. En este libro se sientan las bases sobre el origen y pervivencias de un calendario prehistórico basado en equinoccios, solsticios y fiestas de media estación, los fundamentos de la práctica astronómica antigua y el uso de los lugares de culto prehistóricos como calendario en el paisaje.

A la derecha puedes encontrar varias páginas con un índice temático que relaciona las distintas entradas publicadas clasificadas por temas, un índice geográfico que visualiza en un mapa los lugares estudiados, una página con enlaces a aplicaciones o utilidades de interés y una biblioteca con libros y artículos digitalizados sobre temas tales como Arqueología, Astronomía, Arqueoastronomía, Historia de las Religiones, Tradición Popular, Historia, etc.

Si deseas corregir, matizar, opinar o pedir más información sobre lo aquí apuntado, te animo a participar.

martes, 28 de marzo de 2017

Los petroglifos de Burbia



En esta ocasión, de nuevo José Anglés hace de guía para mostrarme los petroglifos de Burbia. Villa, río y valle, también denominada antiguamente Urbia(1), Buruia(2) o Burdua(3) tiene una etimología y origen controvertidos, para unos raíz precelta relacionada con cerro o cima(4), para otros en relación con aguas burbujeantes(5). Desde el pueblo subimos aguas arriba del Burbia, y después del Villouso, atravesamos el mágico bosque de tejos del Teixedal hasta O Posadoiro.








O Posadoiro





Pico de Lagos


Los primeros que me presentó José fueron aquí, en O Posadoiro, Un pequeño afloramiento rocoso con varias cazoletas y en un enorme panel inclinado, con otras. Un par de cazoletas invitan a considerar el alineamiento que definen que resulta en una declinación de -18.7º, precisamente la puesta de la luna en el lunasticio menor Sur. Los montes destacados del paisaje son Vedual, Pico de Campo Longo, un cerro muy próximo con riscos en la cima cuyo nombre no conozco, Corno Maldito, Pico de Lagos, Mostallar y dos picos de las Peñas de los Bodegois. De todos, el Pico de Lagos sirve de referente preciso para la puesta en el lunasticio mayor Norte. La probabilidad de que se deba a simple coincidencia es del 57.7%.



Lagos 1




Peñas de los Bodegois
Pico de Campo Longo. la puesta en el solsticio de invierno se produce en el pico de la izquierda
Corno Maldito
Seguimos adelante y alcanzamos el refugio del Acebalín y llegamos finalmente a las Lagunas. Ahí me mostró un lienzo de roca plana salpicado de cazoletas. Los picos más destacados del horizonte en torno al sitio son Mostallar, Peñas de los Bodegois, Piedra de Miradelo, Gistreo, Pico de Campo Longo, el cerro riscoso que mencioné antes, Corno Maldito y Pico de Lagos. El resto de sitios con cazoletas a los que haré referencia tiene estos mismos referentes en el paisaje. Desde aquí, el sitio 1 de Lagos, se produce la salida de la luna en el lunasticio mayor norte sobre Peñas de los Bodegois, en el solsticio de invierno sobre Pico de Campo Longo y en la puesta de los equinoccios sobre Corno Maldito. La probabilidad de una simple coincidencia es del 3.4%.

Lagos 2



Unos sesenta metros al norte me mostró otro, un afloramiento bastante más modesto. En esta ocasión no se producía desde aquí ningún alineamiento solar y lunar de interés.

Lagos 3


El lunasticio mayor sur se produce en la parte más elevada
A partir de aquí comenzamos a buscar más rocas con cazoletas, con la dificultad añadida de que el sol ya estaba alto en el cielo y no se producía el contraste de luz que hace que resalten y puedan apreciarse. Casi podría decirse que las reconocíamos al tacto. Así encontramos otros cuatro lugares siendo uno de los más interesantes el que vamos a identificar con el número 3, unos 150 m. al NE de la anterior, una roca suelta con una gran densidad de cazoletas en su parte superior que desafortunadamente no se aprecia en las fotografías. Desde éste se producía la salida en el lunasticio mayor norte sobre la Peña de los Bodegois y la salida en el lunasticio mayor sur sobre el Pico de Campo Longo. La probabilidad de que sea simple coincidencia es del 18.4%.

Lagos 4


Lagos 5


Lagos 6

Lagos 7

El resto de los lugares era bastante más dudosos, con cazoletas muy tenues y sin ningún alineamiento lunar o solar de interés. Lo más destacado, tal vez, un par de cazoletas unidas en el sitio 7 que definían un alineamiento con declinaciones 35º y -16º, en este último caso señalando la puesta del sol en las fiestas de media estación de primeros de febrero/noviembre. ¿Hasta qué punto podemos confiar en que las cazoletas que encontramos sean obra humana y no de la naturaleza?

Ya en otro artículo mencioné la publicación Cupules, de Robert. G. Bednarik(6) que trata sobre esta cuestión. Dice el autor:

Más importante aún, numerosos autores han encontrado difícil diferenciar entre las marcas de roca natural que se asemejan a cúpulas, características creadas por el hombre que parecen cúpulas (o versiones grandes de ellos), y aquellas características que la palabra 'cúpula' pretende describir [se refiere aquí a las propias del arte rupestre]. Por lo tanto, me centraré inicialmente en estas dificultades, porque a menos que podamos estar seguros de que incluimos en nuestros estudios sólo aquellas instancias o poblaciones de fenómenos que pretendemos tratar, cualquier elaboración, interpretación o discusión adicional parece inútil. Por ejemplo, parece que no hay valor al considerar la orientación de los huecos de roca natural para determinar su función astronómica.

Y enumera las siguientes marcas naturales que podrían ser confundidas con cazoletas artificiales:
  • Pocetas: agujeros de abrasión causados por la acción de molido realizada por clastos atrapados en depresiones de la roca, restregando el lecho rocoso en remolinos de agua.
  • Cazoletas litológicas: marcas en forma de hoyo en pavimentos de arenisca teselados
  • Fenómenos de solución: rocas sedimentarias en las que se forman hoyos por erosión localizada.

En el caso que ocupa este artículo son precisamente las más dudosas las que no parecen evidenciar utilidad como marcador astronómico del calendario. La excepción podría ser las de O Posadoiro que, a pesar de arrojar una probabilidad tan alta de que el alineamiento en el lunasticio mayor norte sea fruto de la simple casualidad, a mi me parecen artificiales.

Los cálculos en este enlace.

Drosera

Rana bermeja

Braña de Villouso



Cascada del Pozón



-----------------------------------------------------------------------------------------
(1) FRANCO SILVA, A., Los orígenes del señorío de Villafranca del Bierzo, Congreso nobleza y aristocracia berciana: el Marquesado de Villafranca, 2007, pp. 35-42

(2) MORALEJO, . J., Toponimia de las vías romanas de Galicia, Acta Palaeohispanica X
Palaeohispanica 9, 2009, pp. 189-202

(3) Codex Calixtinus, V, 6

(4) Raíz precelta bur, burr, "cabeza, cerro, cima" GAMES DE FUENTES, A., Los topónimos: sus blasones y trofeos (la toponimia mítica), Real Academia de la Historia, 200, p. 152; Burbia, según Menéndez Pidal en documentación antigua Burbida y compuesto de bur, "cima" y bide, "camino". MENÉNDEZ PIDAL, Toponimia prerromanica hispánica, Biblioteca Románica, Ed. Gredos, p. 119

(5) COSTA, J., La religión de los celtíberos, su organización política y civil, Vol. XII Biblioteca Económica, Biblioteca Costa 1917, p. 106

(6) BEDNARIK, R. G., Cupules, Rock Art Research, V. 25, nº 1, pp. 72-76
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...